martes, 7 de abril de 2009

Sirenas


Recorrí su piel con suavidad, lentamente, captando como el tiburón, cada pulso eléctrico que llenaba de vida sus músculos, debajo de esa piel marfilina, suave como la porcelana. Ella giró su cabeza levemente, como si la presencia de mis dedos la hubiesen hecho asomarse por un instante de su trance hipnótico, víctima sumisa de mi lengua. Lina, su compañera parecía dormitar gozando del placer que los besos de mi compañera, Laura le obsequiaban. El reloj se había detenido hacía rato, cuando al regresar de la fiesta los vestidos y mi traje cayeron al suelo. No me hice preguntas, tan sólo decidí guardarme ese momento. Como la brisa suave de las noches de verano, me acercaba, acariciaba, besaba y me alejaba. Los gestos de placer que me regalaban, sus miradas furtivas por debajo de las pestañas me llenaban de un placer etéreo. Sentía su placer como su fuera mío. Laura extendió un brazo, y con un gesto de su mano me invitó a compartir en todo aquel lecho. Lina entonces se acostó de espaldas y separó bien las piernas para que Laura pudiese lamer de ella el néctar que manaba. Laura se acomodó sobre sus rodillas y sus codos. Bebí de ella todo cuanto pude beber, sediento, insaciable, impregnándome de ella, mientras ella se impregnaba de Lina. Aquellos gemidos penetraban no por mis oídos sino ya por cada por de mi piel. Vibraba el aire. Me puse de pié y entré en ella, suavemente, profundamente. Tal era el candor, y la amplitud que éste provocaba, que sentí que yo era mínimo. Igualmente era imposible no sentir aquella calidez húmeda que con breves espasmos me aprisionaba. Las manos de Lina se mezclaban con los cabellos de Laura mientras el aire vibraba cada vez más fuerte, mi corazón galopaba, los cuerpos se contorsionaban con frenesí. Llené a Laura de mi, mis propios espasmos sincronizaban con los de ella, y los de ella con los de Lina, pero no todo terminaba allí. Lina se escurrió por debajo de Laura para beber lo que yo había dejado dentro de ella. Entonces sus manos recorrieron los glúteos encerados de su compañera separándolos aún más. Con un dedo bañado en mi semilla jugó con el ano de Laura, que palpitaba, que invitaba. Puse allí mi lengua entrando tranquilo, como dueño del tiempo. Me erguí y con el miembro aun con vida, entré nuevamente en ella. Permití educadamente que regulara la profundidad del movimiento mientras era yo víctima sumisa del calor que guardaba en su interior. Los jadeos, los gemidos iban in crescendo al punto del aturdimiento. Mis piernas temblaron, casi no me sostenían, maldije no estar en buen estado, entonces acabé por segunda vez, la última. Salí de Laura, observando como Lina lamía con los ojos entre cerrados aquella vulva enrojecida, como corría brillante el líquido cristalino por las piernas de Laura y cómo ésta permanecía en un orgasmo múltiple que parecía no terminar. Me senté sobre la cómoda absorto en aquella escena. Los gemidos tornaron chillidos de placer, inspiraciones profundas. La expresión en el rostro de Lina, a merced de la lengua de Laura avisaban que el orgasmo estaba cerca. Conocía yo esos orgasmos profundos, frenéticos que salían desde lo más profundo de su subconsciente. Permanecieron muy quietas unos instantes. Luego, como dos amantes se besaron, se acostaron cómodamente y me llamaron a su lado. Me sonreían, yo estaba azorado.

-- ¿Te gustó? -- me preguntaron sin dejar de sonreír.
-- Demasiado. -- respondí acercándome a la cama.

Fui hasta la cocina y regresé con tres copas y una de mis botellas Chardonnay blanc, que guardo sólo para compartir con mi pareja. Al entrar en la habitación yacían dormidas, abrazadas, sus piernas pulidas entre las sábanas, encaje mezclado desprolijamente con el raso. Volví a sentarme en la cómoda. Descorché el vino y me serví una copa mientras fijaba aquella imagen en mi mente.

-- Sirenas. -- susurré a la penumbra, luego bebí de mi copa.

El placer que daba verlas era una verdad absoluta, que encontrarla, bien hubiese valido el naufragio.


3 comentarios:

Lunna dijo...

Noche llena de pasión, que merece la pena terminar y recordarla con una buena copa de vino.
Gracias por tu visita.

Besos.

Lunna

Estefanìa dijo...

wow super excitante, muy sexy...
y que bella manera de escribir...muy erotico.


gracias x seguir mi blog...

besos.

LOVEYOU dijo...

Bother,your,blog,Wasvery,good,beat,for,you,and,encourage...................................................................................................

Licencia de Creative Commons
Todos los textos son propiedad intelectual del autor del blog. No se permite su uso, o publicación sin citar la fuente - "www.elaxe.blogspot.com". Las imágenes son propiedad intelectual de sus respectivos autores, y son utilizadas sin fines de lucro. All texts are licensed under a Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at www.elaxe.blogspot.com